domingo, 23 de diciembre de 2007

ARQ ysociedad

CANON SGAE
Se ha hablado largo y tendido sobre este asunto los últimos días, antes y después de su aprobación por apretado margen en el Congreso. Y aunque también se ha juzgado, discutido y argumentado desde diversos estamentos y grupos sociales, no hemos podido evitar reflejar aquí lo que opinamos como consumidores y profesionales al respecto.
Las preguntas claves son:
- ¿Se supone que el canon suple las pérdidas por copia ilegal de música, imágenes, vídeo, etc.? Es decir, ¿si cobran a todo el mundo es porque suponen que todos copiamos? ¿Nos están llamando piratas?
- ¿Si nos cobran un canon por copiar, nos están autorizando a copiar? Es decir, ¿se está permitiendo la copia por el hecho de haber pagado por las posibles pérdidas? ¿Se fomenta así la piratería por dar un argumento legal a los piratas?
- ¿Por qué hemos de pagar dos veces por los contenidos que previamente hemos adquirido legalmente? Es decir, si por ejemplo compramos un CD por el que estamos pagando derechos de autor, ¿por qué hemos de pagar de nuevo al grabarlo en nuestro reproductor MP3? ¿Estamos pagando por disfrutarlo en casa y fuera?
- ¿Cómo se distribuirán los beneficios (sí, beneficios) y quién los disfrutará? No nos lo han explicado, pero se supone que en función de las ventas, es decir, quien más venda, más cobra. ¿No supondrá esto un beneficio mayor para los que más tienen? ¿No implicará que los que no tienen un apoyo claro y aun no han conseguido publicar, grabar o filmar lo tendrán aun más difícil si cabe?
En cualquier caso, y después de leer la citación para la rueda de prensa celebrada el pasado 18 de diciembre en la sede de la SGAE (1),
la pregunta quizá más importante para nosotros, los que nos dedicamos a la arquitectura, es: ¿Quién es CREADOR? ¿Lo son sólo los cineastas, escritores y músicos? ¿Qué ocurre con los que nos dedicamos a otras disciplinas que, por supuesto también forman parte de la CULTURA que supuestamente se quiere salvar con el canon? Pintores, escultores, arquitectos, ¿no son sus obras susceptibles de ser almacenadas en los aparatos cuyo precio de venta es ahora gravado con el canon? Las respuestas no son fáciles, pero la existencia de estas y otras preguntas indica que la realidad no esconde más que un claro ánimo recaudatorio que, evidentemente no beneficia al sector más amplio pero a la vez menos unido y desfavorecido: los consumidores, es decir, los de siempre.
Y esto es un grave error, esto es, intentar recuperar pérdidas de un sector que se pierde en intermediarios, compañías, distribuidores, exhibidores, y un sinfín de agentes intervinientes que no crean, sólo se lucran del trabajo de otros. Los consumidores legales, la gran mayoría, no nos aprovechamos del trabajo de los creadores, únicamente lo disfrutamos sea cual sea el soporte en el que lo hacemos.
En definitiva, se ha optado por la solución más fácil para intentar solucionar un problema de fondo que si bien es real, no por ello justifica dicha solución. Dicho problema existe o puede extenderse a otros colectivos. Pero éstos están menos unidos, no tienen un organismo que entienda que debe asegurar sus intereses económicos desde ese punto de vista (el de desfavorecer al consumidor), o incluso son colectivos que no gozan del total cariño y apoyo del público. Nos referimos al nuestro, al de los arquitectos. Somos sin duda creadores. Nuestros proyectos y obras son evidentemente nuestra propiedad intelectual. Sin embargo, no somos corporativistas, no tenemos unos Colegios que entiendan esta como una causa natural, y se nos suponen unos honorarios suficientemente altos como para cobrar con creces dicha propiedad para toda la vida, independientemente de quien disfrute, promueva, se lucre, reproduzca, copie o simplemente mire cualquiera de nuestras obras.
Os recordamos que el canon supondrá unos beneficios extras (sí, beneficios) de 100 millones de euros.
Compañeros: ¿empezamos a llorar?

Más información:
Todos contra el CANON.
(1) "SOS por la CULTURA y los CREADORES. Si no lo evitamos, el Congreso de los Diputados podría suprimir el derecho de remuneración de COPIA PRIVADA de los autores, artistas productores y editores. El SENADO ya lo ha hecho la pasada semana con los votos del Tripartito catalán y los del PP. Salvemos lo que NOS UNE y lo que nos identifica en el mundo. SALVEMOS EL FUTURO DE NUESTRA CULTURA acudiendo el próximo martes 18 a la rueda de prensa que convocan todos los sectores culturales en la sede de la ACADEMIA DE CINE C/ Zurbano, 3 MADRID A LAS 12.OO HORAS, NO PUEDES FALTAR. PASALO"

No hay comentarios:

Blog Action Day 2007

Loading...